¿Relación equilibrada?

¿Qué es para ti tener una relación sana?

 

Para nadie es ya un secreto que las relaciones de pareja no son ni tan fáciles como nos pensábamos ni tan perfectas como nos quieren hacer creer, sobre todo en esa imagen idealizada que está cada vez más de moda en redes sociales.

 

Igualmente ocurre con los libros, películas y series románticas. Se vende el ideal de parejas felices, teniendo todo en común y envejeciendo sin discusiones, pero la realidad siempre supera a la ficción. Hemos visto últimamente que una relación equilibrada se entiende como aquella en la que tanto una parte como la otra de la relación aporta exactamente lo mismo, pero no es más coherente: ¿Complementarse?

 

Esta semana os mostrábamos en redes qué era para Método Vincii tener una relación sana y en equilibrio. Hoy queremos explicarlo con más detalle.

 

Algunas personas piensan que una relación tiene que ser 50/50. Esto significa que ambos aportan la misma cantidad de algo a la relación. Puede ser que ambos realicen la misma cantidad de tareas domésticas, aporten la misma cantidad económica, el mismo cariño y así en todos los ámbitos de la relación. Pero, ¿es esto siempre posible?

 

 

Debemos tener en cuenta, que como seres humanos que somos, todos los días no tenemos la misma energía, el mismo estado de ánimo, ni las mismas circunstancias. Se puede dar el caso que sea un día maravilloso para tu pareja, pero en cambio a ti te haya ido de perros. Ahí es donde queremos llegar, en esos días malos, tener el apoyo de la otra persona. Quizás, tu pareja aporte ese día el 80% a la relación y tu el 20 restante y viceversa.

 

 

 

Por supuesto, sabemos que no es tarea fácil y que para llevarse a cabo y conseguir este equilibrio es necesario trabajar estos 5 aspectos de la relación:

 

 

Comunicación.

 

Saber decir las cosas, expresar las emociones y lo que siento, sin culpabilizar ni responsabilizar a la otra persona, solo por la necesidad de comprensión.

 

 

Asertividad.

 

Saber escuchar las demandas y necesidades de mi pareja. Entender que las relaciones no son cosa de individualismos. Por supuesto, no olvidar mis necesidades, pero intentar llegar a acuerdos.

 

 

Límites.

 

Está bien establecer unos límites y unos acuerdos en la pareja para que algo funcione. Sin embargo, nosotras pensamos que cuando se pongan esos límites, debe tenerse en cuenta las circunstancias que envuelven a cada persona. Y que se deben poner desde la flexibilidad, revisándolo, y teniendo en cuenta los cambios circunstanciales que se van dando durante la relación, bien por factores internos o externos.

 

Cooperación. 

 

Es necesario ser un equipo, trabajar en conjunto. Hoy mete goles el delantero, pero mañana el portero gana el partido.

 

Respeto.

 

Último, pero no menos importante. Todo lo anterior hecho desde el respeto hacia uno/a mismo/a y hacia la otra persona. Es la base de toda relación sana.

 

 

En definitiva, en las relaciones cada uno aporta, lo que es, y lo que puede en cada momento, y parte del amor, es la aceptación mutua y la comprensión. Por eso nosotras entendemos las relaciones de pareja como una cooperación, en que dos personas que quieren crecer juntas, se apoyan y respetan en cada momento, adaptándose a las circunstancias.

 

Si quieres trabajar con Método Vincii tu relación de pareja, llámanos:

Método Vincii

674-276-701

info@vincii.es

@metodo_vincii_